Una Decoración muy Personal del Hogar

Muros y una reja a modo de fortaleza separa de los curiosos la intimidad de la casa oculta por un poblado jardín. La piedra gris que abraza la reja, contrasta con la cerámica terracota del piso y el verde de los heléchos que aparecen a ambos lados como recibiéndonos. A la entrada, los dueños de casa, nos acogen muy cálidamente, dejándonos invadir sus dominios.Abajo a un lado el taller, arriba la casa. Ventanas enrejadas que dan hacia el jardín introducen mágicos haces de luz natural al fresco y oscuro interior. Es lógico sentirse confortable cuando nos rodeamos con los objetos que queremos y cuando los combinamos con un estilo propio, libre, a nuestro aire.

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario