Escapes en el depósito de reserva

Se trata de un accidente de fontanería que puede ocurrir en cualquier momento y en cualquier época del año. El depósito de agua fría puede sufrir fisuras ya que es un tanque de acero galvanizado que permanece en un mismo lugar durante mucho tiempo. Para evitar y prevenir escapes, es conveniente revisarlo con cierta regularidad. Los primeros síntomas de corrosión de un depósito se dejan ver en su interior. Puede aparecer una capa gruesa e irregular de fango herrumbroso o también se puede detectar si aplica una luz potente debajo del depósito y aprecia pequeñas manchas de herrumbre o de sal blanca sobre el metal galvanizado.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario