Muebles en Mimbre

Una vez en lo alto busca otra liana con la cual bajar; en una tercera trepa nuevamente y así logra llegar fácilmente en varios viajes a una longitud de 60 metros en cinco años. Si creció tuerte y bien se le selecciona; quizás p’ara ser transformada en sillón como un aliento exótico en nuestro ambiente habitual. Ese ir y venir de la liana forma un laberinto que, para desatarlo de la maleza, fuerza a los hombres a trepar como monos hasta las copas de los árboles y allí hacer el corte del tronco.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario