Cajas chinas en madera y porcelana

Entre ellas, las de madera son las más fáciles de conseguir, con gran variedad de modelos y épocas. Las de laca japonesas son algunas de las más apreciadas. Aunque su origen es chino, los japoneses importaron el árbol con cuya savia se elabora la laca y se convirtieron en maestros de la técnica. A partir del siglo XVI se exportaron a Occidente e hicieron palidecer de deseo a los europeos, que intentaron imitarla sin conseguir su perfección. Sin embargo, el siglo XVIII produjo en Europa obras muy interesantes de imitación de laca. Actualmente están muy de moda las producidas en Rusia, Francia y Alemania.

Las pequeñas cajas chinas de esmalte y porcelana siempre han tenido seguidores, ahora más que nunca, sobre todo las francesas y las rusas. Las de Fabergé y sus discípulos obtienen remates muy altos en las subastas internacionales. Un lugar de honor ocupan las cajas de té, de las que se han hecho infinidad de modelos diferentes. La plata, la concha de tortuga, el papel maché y la madera se han puesto a su servicio. También las propias del recado de escribir o las de juegos están en boga. Cruzando el charco, las obras de los shakers se consideran el no va más. Las más comunes son las ovales, en grupos de tres para encajar una dentro de otra.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario