Escultura clasica en Europa

Uno de los capítulos que más interés despertaba era la escultura clasica, frecuentemente tratada en los libros de viajes escritos por tan cultos turistas, que la apreciaban muchísimo como elemento decorativo. Al principio los viajeros ingleses se conformaban con transportar copias a modo de souvenirs, pero, según fue creciendo su entusiasmo las copias ya no eran suficiente y empezaron a regresar a su casa con obras originales. El interés por la Antigüedad promovió la aparición del Neoclasicismo, que parece se dio independientemente en Inglaterra y en el continente, aunque coincidiendo en la época. Estaba plenamente asentado en toda Europa en el último tercio del siglo XVIII.

En el primer tercio del XIX, los viajes ingleses se amplían hasta Grecia y algunos poetas tan eruditos p como lord Byron cantan las bellezas del arte griego, que desata amores pasionales. Amores, algunos, tan posesivos y arrebatados como el de lord Elgin, que en 1810 arrancó las esculturas del Partenón para llevárselas a su casa, tal como era la costumbre de los viajeros ingleses del Grand Tour. Al interés por las obras del arte griego y romano se unió el de la arqueología egipcia, como resultado de las campañas de Napoleón en 1798 y 1799. Se creó una verdadera moda decorativa que perduró hasta bien entrado nuestro siglo. Por más información visite Decoracion Habitaciones.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario