Diseños de casas de verano

Acostumbrado a diseñar casas de verano en paisajes agrestes, poco domesticados, el arquitecto resolvió el encargo con brillantez, como se puede apreciar al ver la fachada interior que da al jardín. La casa representa un juego casi cubista de volúmenes rectos y lisos que se refleja sobre la piscina, arropada por la sombra de los árboles que la rodean por los cuatro costados. Dos colores que pertenecen a una misma familia el dorado y el cobrizo, son los protagonistas de este juego de volúmenes. Un dúo de tonalidades que el mismo propietario de la casa define como los de una puesta de sol dorada en llenares. Precisamente la sutil diferencia entre esas dos tonalidades sirven para señalar que los dos volúmenes de la casa son complementarios y que estan firmemente emparentados entre sí. Por más información visite Bricolaje.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario