Tecnología en talleres textiles

En la última década del siglo, en un momento en que la llamada tecnología punta invade con cierta frialdad todos los ámbitos de la producción, resulta muy reconfortante averiguar que todavía existen empresas en las que se apuesta por actualizar la sabia tradición de mayor solera a las aceleradas exigencias del presente, sin perder con ello ni un ápice de competitividad.

Telares funcionando con pedales, lanzaderas accionadas a mano, luz, sol y nobles materias primas, en infinidad de tamaños y colores… elaborando paso a paso un suave, confortable y bello tejido, sobre la superficie de un taller artesanal en el que trabaja un equipo de personas capaz de realizar un producto de calidad que poco a poco sobrepasa sus fronteras naturales para adentrarse con éxito en mercados de otros países, extendiéndose por ciudades donde todavía se valora con entusiasmo el cariñoso y fiable distintivo hecho a mano.

Etiquetas:

Deja un comentario