Pareja de sofás

Para evitar que la chimenea y las librerías adquirieran un excesivo protagonismo, se pintaron del mismo color que las paredes, quedando, de esta manera, incluidas dentro del conjunto de la habitación. Una pareja de sofás, colocados perpendicularmente a las estanterías, se tapizó con un otomán rayado.

Etiquetas:

Deja un comentario