Archivo de la categoría ‘El Dormitorio’

Diseño en cuarto principal

Cama de dos plazas de hierro con baldaquino, de María. El cubre-edredón blanco, de dos plazas, de piqué, todo de Ramos Generales. La mesa de luz, de caña malaca y madera. En las ventanas, se colocaron cortinas de maderas nacionales crudas sin pintar con sistema.

Para dormir bien en el dormitorio

Un detalle del dormitorio de matrimonio. La línea del colorido y los muebles sigue siendo idéntica que en todo el piso. Muebles modernos, pero con gran sentido práctico y un aspecto deslumbrante.

Perfecto contraste en dormitorio

Una estructura de madera forma el respaldo de la cama y abarca las dos mesas de luz. El tapizado en rafia natural presente en el respaldo y la banqueta ubicada a los pies forma un contraste perfecto con los tonos oscuros de los almohadones y el acolchado.

Dormitorio decorado con el mismo estampado

El empapelado, la colcha y las cortinas de este dormitorio repiten un mismo estampado que se impone sin empastar. El respaldo de la cama se armó con dos postes de madera bien rústicos unidos entre sí con una red.

Mesa de hierro para dormitorio

La cama, que parece flotar en el aire, es la protagonista indiscutible de este dormitorio. Al costado se lucen la mesa de hierro con patas cruzadas, la silla tapizada en crudo y el baúl de cuero. El piso lleva una alfombra de yute a cuadros.

Color del dormitorio acogedor y formal

Si la proporción es la música del espacio, el color es la poesía. El color hace que un dormitorio sea fresco o cálido, acogedor o formal. Hasta el matiz más sutil aplicado en todas las paredes logra que una habitación resulte amplia o pequeña. Las molduras pintadas o el blanco puro combinado con sombras u otros colores hacen que la arquitectura resalte. No hay que olvidar que el blanco es un color, con una completa gama de tonos, capaz de darle vida a un espacio o enriquecer su sentido a través de contrastes y énfasis.

Dormitorio súper minimalista

Este dormitorio súper minimalista tiene sólo dos muebles básicos: la cama sin respaldo, de líneas muy simples, y el sillón con patas tapizado. Un espacio contemporáneo, bien despojado.

Mueble bajo para dormitorio principal

De estilo despojado, el dormitorio principal está dominado por una gran cama vestida con un edredón y almohadones de color morado en perfecta combinación con el verde de los cortinados. Como respaldo, un mueble bajo con estantes qué sobresale a los costados haciendo las veces de mesas de luz y permite guardar ropa blanca en la parte central. Sobre la mesa de luz, objetos traídos de viajes, que atesoran recuerdos.

Cama grande y cuadrada

En este último se ha instalado una cama grande y cuadrada a la que rodean unos muretes de obra utilizados para colocar plantas, libros y diversos objetos. La cama se tapizó con la misma tela que la empleada en los sofás del salón.

Decoración y distribución de dormitorio suite

Dormitorio suite de la segunda planta. La cama es del sistema Notte, de Cappellini, diseñado por Piero Lissoni. La zona de lavamanos dentro del dormitorio se ejecutó con un mueble diseñado a medida para el espacio, en madera de iroco teñido. La zona húmeda se recubrió con mosaico de Bisazza de color cobre. Encima se colocó un espejo en horizontal y la lámpara Riga de Flos. El lavabo es el AQ2 de Arquitect, y el grifo es el Axor Starck de Hansgrohe.