Encuentra ese toque especial con muebles auxiliares

Al momento de elegir los muebles principales de un ambiente, lo primero a tener presente son los colores que van a dominar la habitación donde los muebles principales y sus muebles auxiliares deben convivir en perfecta armonía. Una buena ambientación debe contemplar un espacio donde los recuerdos y las cosas que uno ha ido acumulando a lo largo de la vida, tengan también su lugar. Los muebles auxiliares brindan la posibilidad de dar una decoración especial a ese rincón querido de la casa, utilizando piezas únicas y artesanales realizadas en materiales nobles como la madera, pero también otros productos frescos y diversos: productos de acero inoxidable, vidrio, forja… y muchas otras posibilidades, materiales novedosos y de colores muy interesantes.

Las mesas auxiliares son muebles de mucho valor en los ambientes, por la gran utilidad que le podemos dar, y por ser piezas simples, que pueden logra con poco, hacer distinguido el ambiente. Éstas nos pueden servir para colocar una gran variedad de objetos de modo de tener todo ordenado y además resultan ser muebles muy versátiles que sirven para completar y decorar rincones, al tiempo que son fáciles de mover y de cambiar de lugar, ya sea junto a una butaca o a uno de los costados del sofá, de modo que sirvan de apoyo cuando se utiliza el sillón. Además, muchas tienen la ventaja de contar con ruedas, hecho que la hace muy fácil de transportar y servir durante el almuerzo o la cena, al tiempo de que le aporta un toque de distinción al ambiente.
Si el recibidor es oscuro y resulta algo triste, un perchero de pared con espejos, ayudará a reflejar la luz y también servirá para agrandar visualmente el espacio. Un buen consejo es el no temerle a la fusión: incorporar algún detalle más jugado. Se pueden sumar detalles que no tienen por qué seguir exactamente el estilo impuesto en el cuarto, como poner un bronce sobre una base de acrílico, contrastes bien equilibrados, coraje para mezclar.
Para la zona de trabajo o estudio de la casa, la oferta de escritorios es muy grande, con diferentes comodidades y utilidades. Sin embargo, todos tienen una cosa en común, y es que este mueble es siempre el protagonista, ya que los escritorios son los que ocuparán el mayor espacio de la habitación de trabajo. El metal y las superficies transparentes se están convirtiendo en un clásico.
La idea es que más allá de aspectos funcionales (como lo son el escritorio de trabajo, o la computadora), los muebles aporten algo extra su función base, que estén porque decoran, no sólo porque sirven. Para que un lugar sea bonito hay que evitar la ansiedad. Lo ideal es que sea un proceso meditado, que se produzca de a poco, buscando cada objeto, tomarse tiempo para lograr la armonía y el atractivo buscado en cada habitación del hogar u oficina. Quizás para aumentar la variedad y recurrir a lo exótico o a algo menos clásico, podrías tomar cursos de verano en el extranjero, y así encontrar ese pequeño mueble que dará calidez al ambiente y revelará tu estilo. Salir del ambiente habitual también ayuda a renovar la imaginación y la creatividad. Una buena oportunidad también, es asistir a cursos de ingles en Miami, y ver las novedades en muebles auxiliares allí, o quizás ir adquiriendo durante los viajes, elementos interesantes como complementos para los muebles que ya elegiste para tu hogar.
Sin necesidad de renovar los elementos más importantes de tu casa, recurre a los muebles auxiliares y al os complementos atractivos, para hacer tu casa funcional y bonita a la vez, con poco. Y… ¡anímate a combinar!