Entradas con la etiqueta ‘casas rurales en la rioja’

Problemas de descarga de las cisternas

Si al tirar de la anilla para descargar la cisterna ésta no responde en su hogar, lo más seguro es que algo esté fallando. Puede que simplemente sea que se ha soltado el cordón que conecta la palanca de accionado de la cisterna o que el tapón ha perdido su lugar inicial y se está produciendo un escape. En ambos casos la solución es fácil. Pero si el problema continúa, es posible que se deba cambiar la válvula mariposa. Para esto sujete el brazo oscilante para evitar que vuelva a llenarse la cisterna. Después, desenrosque la tuerca que sujeta la tubería de descarga. Ahora podrá levantar el mecanismo de sifón de la cisterna y liberar el gancho que conecta con la palanca de accionamiento y así la válvula de descarga caerá a través del fondo de la caja del sifón.

Cristal en el Hogar

Una de las conquistas de la decoración moderna es aprovechar el espacio exterior trayéndolo dentro de la casa, siendo protagonista de ello la ventana. Ese hueco panorámico que cubre parte de la superficie de un muro, por su forma participa de la arquitectura. En decoración permite que el paisaje forme parte de ésta, integrándose al acondicionamiento de la habitación.

Las Fibras Naturales Hogar

Rattan, caña, mimbre, bambú, cardo, junco: estos materiales tan simples, usados desde los tiempos más remotos, se aprecian cada vez más en la decoración actual.

En medio de una vida tecnificada, estos elementos traen al “habitat” de la ciudad un aire natural, un toque vivo de naturaleza. Es tal su influencia, que esta tendencia de la vuelta a la naturaleza unque sean solamente detalles  llegan a ser protagonistas allí donde se encuentren. Estas fibras animan cualquier habitación, dándole un toque de calor en variadas formas, ya sea en una decoración muy tradicional o como complemento o detalle de una decoración de índole moderna.

Duchas en el Hogar

En el 800 la ducha era un elemento que el hogar causaba cierto pavor, ya que ese golpe de lluvia fría lo utilizaban para ciertos tratamientos curativos muy severos. Esto ocasionaba trastornos, sofocos y palpitaciones.Existían por aquel entonces los baños de lluvia o ducha. Se alternaba el agua fría y caliente, pero hasta la mitad de siglo no se pudo hogar gozar de una verdadera ducha templada.La ducha pasará a ser un servicio independiente recien a mediados del 900 y como tal seguirá hasta nuestros días, surgiendo constantemente picos de lluvia: desde el común hasta el que nos ayuda a mejorar la circulación dándonos un cierto masaje.